JGrrey

JGrrey

Entre bambalinas con la compositora y cantante nacida en Londres durante la preparación de su primer vídeo musical "Growing"

JGrrey

Entre bambalinas con la compositora y cantante nacida en Londres durante la preparación de su primer vídeo musical "Growing"

JGrrey, de 24 años, se pone delante de un micrófono en los estudios de "Colors Berlin", un popular canal de YouTube responsable de memorables sesiones en directo de Mac Demarco, Little Simz y Goldlink. Su chándal verde bosque hace que destaque contra los tonos azules pastel de la pared que hay detrás de ella. Abre la boca y comienza a cantar las soñadoras melodías con alma de soul de su canción "Don't Fade". Ha nacido una nueva estrella de Internet.

La actuación pasaría a ser toda una revolución para la cantautora del sur de Londres, que alcanzaría la cifra de 1,4 millones de reproducciones en menos de 6 meses.

 Ella describe su sonido como "humeante" y "melodioso", y se inspira en cualquier persona, desde Cypress Hill a Lauryn Hill.

  • JGrrey
  • JGrrey

"Esa canción se hizo pública únicamente porque me convencieron para grabar esa sesión", dice JGrrey cuando nos encontramos con ella en la sede de New Era en el centro de Londres. "La escribí antes de ir. Si soy sincera, ni siquiera sé de qué va. Bueno sí lo sé... Es simplemente una experiencia personal".

Sus explicaciones de las canciones puede que sigan siendo enigmáticas a día de hoy, pero los sentimientos que su música evoca son tan claros como la luz del sol. Ella describe su sonido como "humeante" y "melodioso", y se inspira en cualquier persona, desde Cypress Hill a Lauryn Hill. Todas esas alusiones parecen correctas cuando escuchas su single más nuevo, "Ready 2 Die". Puede que parezca un nombre morboso para una canción, pero es una mezcla suave que suena como una cristalización musical de ese trayecto en Uber que haces después de ir a una fiesta en casa de alguien, conforme el sol comienza a salir sobre una cuidad vacía y el resplandor que se abre paso después de la sesión hace que todo lo está al otro lado del cristal de la ventana parezca maravilloso, extraño y raro.

Menos por el hecho de que su padre era DJ, JGrrey no viene de una familia verdaderamente musical. Dicho esto, su madre siempre soñó con que ella fuese una estrella. "Ella quería de verdad que estudiase arte dramático: que bailase y actuase", dice. "Cuando era niña era muy poco femenina, así que el jazz no era exactamente lo mío, pero lo que sí me gustaba de verdad era cantar".

DESPLÁZATE PARA VER MÁS

 Si a alguien se le ocurre alguna vez escribir su nombre sin las dos "r", esto causa revuelo en la sección de comentarios de Instagram.

Las dos "r" de su nombre son más producto de la necesidad que de licencia artística. Cuando entró en Instagram e intentó abrirse una cuenta con el nombre "JGrey" se encontró con que lo más parecido que estaba disponible era JGrrey", así que se registró con ese nombre de usuario. Pronto sus amigos empezaron a llamarla "Doble R". Para cuando su música empezó a ganar popularidad y su número de seguidores se disparó, las dos "r" se habían convertido en un objeto de fascinación entre sus fans. Si a alguien se le ocurre alguna vez escribir su nombre sin las dos "r", esto causa revuelo en la sección de comentarios de Instagram.

Mientras hablamos, es imposible que no se te vayan los ojos hacia los muchos tatuajes que adornan sus manos, brazos y piernas. Los números 1994 (su fecha de nacimiento) están grabados con tinta en sus dedos y por ahí aparece también un buda. Incluso lleva la palabra "world" (mundo) en la parte interior de la mano porque, por supuesto, "Tengo al mundo comiendo de la palma de mi mano. No me lo copies", ríe. Por algún otro sitio lleva el 13, su número de la suerte, y también una dedicatoria a Wu Tang Clan en el tobillo. "Ninguno de ellos tiene una historia chula", sonríe. "Simplemente me gustan y pensé que sería genial llevarlos puestos para siempre".

 "Si no fuese por Manga [St Hilare], nunca habría estado en un estudio ni me habría tomado en serio a mí misma como cantante o compositora".

No se inspira directamente en el mundo del rap o del grime del Reino Unido, pero mantiene una buena relación con quienes hacen este tipo de música y ha colaborado en canciones tanto con Manga St Hilare como con Bonkaz. Ambos jugaron un papel destacado a la hora de que tomase la decisión inicial de dedicarse a la música. "Si no fuese por Manga, nunca habría estado en un estudio ni me habría tomado en serio a mí misma como cantante o compositora", dice. "Con Bonkaz ocurre lo mismo. Me llevaron al estudio y me dijeron, "¡Pero si sabes cantar!". Esto me dio la confianza en mí misma que necesitaba para afirmar: "Sí, puedo hacerlo".

Aparte de la música, tiene obsesión por las plantas. En casa tiene más de 40 tipos distintos, lo que hace que su dormitorio, su baño y su salón parezcan acogedores invernaderos. De hecho, incluso ha incorporado esto a los temas y las imágenes de su próximo single, "Growing" (Creciendo). "Es una canción que escribí con un tío que se llama Ed Thomas", explica. "Creo que es una de las mejores canciones en las que he trabajado hasta la fecha. Va de crecer desde un punto físico y espiritual, mental, adaptándose a situaciones y decidiendo cómo hacer las cosas. Ahora tengo 24 años, así que estoy aprendiendo mucho más sobre cosas en las que ni habría pensado cuando tenía 18".

Planea grabar el vídeo para "Growing" unos cuantos días después de que nos reunamos con ella. No quiere desvelar muchos detalles, pero dice que implicará a una estrella muy joven que representará el papel de una miniversión de JGrrey, lo que al menos explica por qué ha estado preguntando por gorras de niño. "Miniyo y yo vamos a llevar conjuntos a juego y ser mejores amigas", sonríe. "Estoy muy emocionada, va a ser genial".